Contratos de trabajo

Contratar ahora tiene mas ventajas

Su empresa va a contratar a un nuevo empleado, y usted quiere saber en qué le benefician los cambios introducidos por la reforma laboral. Vea las deducciones y bonificaciones que podrá aplicarse.

Nuevo contrato. La reforma laboral ha creado un nuevo tipo de contrato denominado " de apoyo a los emprendadores", que podrán formalizar las empresas que tengan menos de 50 trabajadores, y que incorpora deducciones fiscales y bonificaciones a la cotización. Vea culaes son.

Incentivos a la contratación

Deducciones fiscales. Si su empresa formaliza un contrato "de apoyo a las emprendadores" gozará de las siguientes deducciones fiscales:

  • Si el primer contrato firmado por su empresa se formaliza zon un menor de 30 años, tendrá un ahorro en su Impuesto sobre Sociedades de 3000€. ¡Atencion! Cabe entender que esta deducción es aplicable sólo a las empresas que contratan a su primer trabajador.
  • Si contrata a una persona desepleada que lleve cobrando el paro al menos tres meses, tendrá derecho, además, a una deduccioón igual al 50% del desempleo que el trabajador tuviera pendiente de percibir, con el límite de 12 mensualidades ( es decir, la deducción) será del 50% de 12 meses de paro como maximo). Su empleado, si lo desea, podrá sguir cobrando un 25% de la prestación que tuviera reconocida y que le quedara pendiente de percibir.

Seguridad Social. Si su empresa formaliza este tipo de contrato con desempleados de entre 16 y 30 años, tendrá derecho a una bonificación en las cuotas de la Seguridad Social durante tres años de entre 1000 y 1200 euros (o entre 1.100 y 1.300 euros si se trata de mujeres y sectores en los que este colectivo está menos representado). En caso de que el contratado sea mayor de 45 años y haya estado desempleado durante 12 meses dentro de los 18 meses anteriores a la contratación, la bonificación será de 1.300 euros anuales durante tres años (1.500 euros en caso de mujeres).

Requisitos. El contrato deberá ser indefinido y a jornada completa, y el nuevo trabajador deberá permanecer en la empresa al menos tres años. A cambio, el período de prueba será de un año, por lo que durante ese plazo usted podrá prescindir del empleado sin necesidad de alegar causa alguna y sin obligación de pagarle ninguna indemnización (aunque, lógicamente, no podrá aplicar los incentivos antes indicados, debiendo reintegrar los qua ya haya disfrutado).


← ver todos los artículos del blog

Este sitio web utiliza cookies para funcionar correctamente, recopilar estadísticas y mejorar su experiencia. Leer más